Ya no tienes espacio en el día ni para respirar, pero a cada petición terminas respondiendo que SI. Quizás por eso tu día está tan lleno de actividades de las cuales la mitad o más son para resolver temas ajenos. Pareciera como si tu cerebro estuviese programado para responder en automático que SI. Algo dentro de ti te dice: Si digo que NO, voy a quedar mal, se enfadarán, pensarán que no soy servicial, ya no me van a querer o también me dirán que NO cuando les pida algo…
Revisa tu día, tu última semana o mes, fíjate cuanto tiempo destinas a resolver problemas o peticiones ajenas en lugar de enfocarte en tus propios objetivos. ¿qué has ganado? Al menos que seas millonario y te sobre el tiempo para andar resolviendo la vida, trabajo o problemas de los demás, lo recomendable es no caer en la manía de decirle SI a todo.
Hay algo que se llama ASERTIVIDAD, que en resumen es una cualidad que permite a las personas comunicarse de manera tal que defienden sus derechos o punto de vista sin herir u ofender a otro.En este contexto, ser Asertivo sería algo así como aprender a decir NO, sin quedar mal. 😉

A continuación te voy a dejar un par de respuestas que te ayudaran a responder con ASERTIVIDAD:

Opción 1: En lugar de responder que SI, en adelante puedes responder:

Si, pero… (“Me ocupo de esto, pero necesitaría que tú…”)

Aquí estas dando la posibilidad de ayudar pero condicionado a algo. Aquí un gran porcentaje de las personas que te iban a pedir un favor, se echaran para atrás. La mayoría quieren que les hagas el favor completo.

Opción 2: Retrasar la respuesta (“Déjame que lo piense”, “luego te digo”)

Aquí estas postergando la respuesta. Aquí también una buena cantidad de personas entenderán el mensaje sin ofenderse, pues no les has dicho NO. Otro grupo podría insistir luego, pero eso ya te habrá dado chance para pensar en una excusa importante que te permita decir que NO puedes. El impacto en este caso también es diferente.

Espero en adelante puedas utilizar estas opciones para dejar de cargarte de actividades que te alejan de tu enfoque principal. Si vas a ayudar, que sea en situaciones de real emergencia. 😉

Lourdes